[skip to main content]

Información de producto

El proceso de fabricación de parasoles Bambrella® comienza con la selección cuidadosa del bambú. Después de años de investigación y ensayos rigurosos, descubrimos que el bambú Moso es la única especie adecuada para el uso en el exterior. Las características del bambú Moso, que lo distinguen de más de miles de especies, es la escala de los conjuntos de fibra individual. Estos conjuntos, que son mucho más pequeños y que están bien condensados, son similares a las estructuras de madera dura de grano fino, como la teca. Descubrimos que otros bambús con un haz de fibras más largo y no tan bien condensado eran más similares a la madera blanda y sus fibras o los conjuntos de fibras se pelarían en forma individual y que serían más propensos a generar moho.

Una vez que el bambú es recolectado, se separa el largo del palo en tiras, que luego se planchan y se dejan listas para el laminado. El primer paso del proceso consiste en secar al horno las tiras, lo que reduce el contenido de humedad en forma gradual para estabilizar el bambú y evitar que se fisure, se deforme y se rompa. El siguiente paso es el proceso de carbonización, que elimina la fécula y le da al bambú un agradable color dorado. Luego, laminamos el bambú todo junto para hacer maderas de distintos tamaños, utilizando una prensa en caliente, que garantiza que la cola penetre; este sistema es más confiable y ofrece mayor adhesión que el laminado con prensa en frío.

Desde ya, que este es el proceso básico pero encontrar la técnica ideal para que el bambú sea adecuado para uso a la intemperie ha llevado años de investigación y desarrollo. Luego, el bambú se procesa con precisión y se fabrican diversos elementos de distinta forma y medida, antes de aplicar el acabado al aceite especialmente formulado para su mejor penetración. Posteriormente, se arman los parasoles utilizando herrajes lustrados de acero inoxidable de calidad 304 y se colocan las coberturas que usted elija.

Product Info